Aprende a utilizar tus Airpods

Sin cables. Sin líos. Como por arte magia. Si hablamos de auriculares, los AirPods son otra historia. Se activan y se conectan solos a tu iPhone, Apple Watch, iPad o Mac en cuanto los sacas del estuche. El audio comienza a sonar cuando te los pones y se detiene cuando te los quitas. Y puedes activar Siri con dos toques para ajustar el volumen, cambiar de canción, obtener indicaciones o hacer una llamada.

Los AirPods incorporan el chip W1 de Apple y utilizan sensores ópticos y un acelerómetro para detectar si los llevas puestos. Tanto si estás usando los dos como uno solo, el chip W1 distribuye el sonido y activa el micrófono automáticamente. Cuando hablas por teléfono o pides algo a Siri, un segundo acelerómetro activa los micrófonos con tecnología beamforming para filtrar el ruido de fondo y llevar tu voz al primer plano. El chip W1 es tan eficiente que los AirPods funcionan durante 5 horas con una sola carga, algo único en el mercado. Pero es que además están siempre listos para regalarte los oídos gracias al estuche, que te da varias cargas adicionales para que disfrutes de más de 24 horas de uso. ¿Tienes prisa? Mete los auriculares en el estuche durante 15 minutos y los tendrás cargados para 3 horas.

Trucos para utilizar tus Airpods

Subir o bajar volumen sin sacar el iPhone

Para subir o bajar el volumen de la música que estás escuchando con los Airpods puedes hacerlo sin necesidad de sacar el iPhone del bolsillo de dos maneras:

  • Apple Watch: Solo tienes que girar la corona lateral del Watch para subir o bajar bajar el volumen de los Airpods. No es necesario tener el Apple Watch activado y la aplicación en ejecución. Podrás hacerlo siempre y cuando esté activa en segundo plano.
  • Siri: Activa Siri dando dos toques sobre un auricular y dale la orden: “Siri, baja el volumen”

 

Escuchar música con un auricular

Si en un momento puntual quieres intercambiar y escuchar música en modo mono a través de un único auricular, quítate uno y guárdalo en su base de carga. Cierra la tapa y vuélvela a abrir para que se sincronice con el iPhone. Ahora se habrá regulado el sonido y el micrófono del auricular que tienes colocado.

Si solo lo guardas en la caja y no dejas que se vuelva a sincronizar, es como si hubieras pausado la reproducción de música en ese auricular en concreto, de tal manera que el que tienes colocado seguirá escuchándose en modo estéreo.

 

Reproducción automática al ponértelos en el oido

Una configuración que viene por defecto en los Airpods de Apple es que cuando te los coloques la música sonará sola. Para que esto suceda, tienes que haber escuchado una lista de reproducción en iTunes, Youtube o Spotify anteriormente y haberte quitado los Airpods sin pausar la música (dejan de sonar cuando te los quitas).

Si no quieres que se reanude la lista cuando te los vuelvas a colocar, solo tienes que  ir a Ajustes > Bluethooth > Airpods y desactivar la Detección automática de Oreja y ahora tus auriculares de Apple no comenzarán a sonar cuando te los pongas.

 

Accesos directos en tus Airpods

Los Airpods disponen de un control de acceso directo: Dar dos toques sobre un auricular.  Están configurados para que, por defecto, si das dos toques se active Siri para que haga todo lo que quieras sin necesidad de interactuar con el iPhone.

Sin embargo, puedes cambiar qué quieres hacer cuando das dos toques: llamar a Siri, Pausa / reproducir, No hacer nada. Para cambiarlo tienes que acceder directamente desde Ajustes > Bluetooth > AirPods > Pulsar Airpods dos veces y seleccionar la opción que prefieras.

 

Conocer el estado de la batería

Con los cascos inlámbricos de Apple sincronizados a un iPhone, por ejemplo, solo tienes que abrir la tapa de la base de carga y el dispositivo nos remitirá el estado de la batería de cada auricular y de la base de carga con un porcentaje y un gráfico de la misma.

Si los tienes sincronizados en tu dispositivo solo tienes que acceder a tu centro de control, deslizando desde la parte inferior y luego a la derecha.

 

Sincronización múltiple

Cuando sacas los AirPods de la caja, se sincronizan de manera inmediata a tus dispositivos de Apple que tengan Bluetooth activado. Para conseguirlo, tienes que haberlos vinculado a alguno de tus dispositivos al menos una vez.

Asegúrate de que tienes los Airpods cargados, abre la tapa sin sacarlos y mantén pulsado el botón de configuración de la funda hasta que la Luz interior se quede en color blanco. Sabrás que se han sincronizado ya que aparecerá el estado de tus Airpods en la pantalla del iPhone, pulsa conectar y selecciona aceptar.

Los Airpods se habrán añadido a tu cuenta de iCloud de manera inmediata, por lo que la sincronización con el resto de dispositivos dependerá de si los tienes vinculados también a la misma cuenta de iCloud.

Los Airpods son solamente tuyos

Al estar vinculados a tu cuenta de iCloud, los Airpods son únicamente tuyos. Pero ¿puedo conectarlos al dispositivo de un amigo? Sí, incluso si no es iOS.

Tienes que sincronizarlo de la misma manera (pulsando el botón de configuración de la base y tener el Bluetooth del teléfono activado) pero no se sincronizarán con ninguna cuenta más de iCloud. Cuando se sincronice, te aparecerá un mensaje “AirPods de SuDueño”.