Medir los niveles de oxígeno en sangre con la app Oxígeno en Sangre del Apple Watch Series 6

Puedes medir los niveles de oxígeno en sangre con la app Oxígeno en Sangre.

La app Oxígeno en Sangre te permite medir el nivel de oxígeno que tienes en sangre desde tu muñeca y en cualquier momento, y esto te da información sobre tu estado de salud general. Las mediciones de la app Oxígeno en Sangre no están pensadas para uso médico y solo deben utilizarse para cuidar el bienestar general y la forma física.

La app Oxígeno en Sangre solo está disponible en determinados países y regiones. Consulta dónde está disponible la app Oxígeno en Sangre.

Qué es el oxígeno en sangre

El nivel de oxígeno en sangre representa el porcentaje de oxígeno que los glóbulos rojos transportan de los pulmones al resto del cuerpo. Saber si la sangre lleva a cabo correctamente esta función vital puede ayudarte a comprender tu estado de salud general.

El nivel de oxígeno en sangre de la mayoría de las personas es del 95-99 %. Sin embargo, algunas personas llevan una vida normal con niveles inferiores al 95 %.

 

Cómo usar la app Oxígeno en Sangre

Asegúrate de que cumples los requisitos que se indican a continuación y sigue los pasos para configurar la app Oxígeno en Sangre.

Necesitas lo siguiente

  • Comprueba si la app Oxígeno en Sangre está disponible en tu país o región. Lo verás durante el proceso de configuración.
  • Actualiza tu iPhone 6s o modelo posterior a la versión más reciente de iOS.
  • Actualiza tu Apple Watch Series 6 a la versión más reciente de watchOS.*
  • La app Oxígeno en Sangre no está disponible para los menores de 18 años.

* La app Oxígeno en Sangre no está disponible si usas Configuración de la familia en tu Apple Watch.

Configurar la app Oxígeno en Sangre y las lecturas en segundo plano

  1. En el iPhone, abre la app Salud.
  2. Sigue los pasos que aparecen en la pantalla. Si no se te solicita que hagas una configuración, pulsa la pestaña Examinar y, a continuación, pulsa Respiración > Oxígeno en Sangre > Configurar Oxígeno en Sangre.
  3. Una vez que hayas completado la configuración, abre la app Oxígeno en Sangre en el Apple Watch para medir tus niveles de oxígeno en sangre.

Si sigues sin ver la app Oxígeno en Sangre en el Apple Watch, puedes buscarla en el App Store directamente desde el reloj y descargarla.

La app Oxígeno en Sangre se instala durante la configuración de la app Salud. Si has eliminado la app Oxígeno en Sangre, puedes volver a instalarla desde el App Store en el Apple Watch, si has completado la configuración de la app Oxígeno en Sangre.

Medir el oxígeno en sangre

Con la app Oxígeno en Sangre, puedes medir tu nivel de oxígeno en sangre en cualquier momento.

  1. Asegúrate de que el Apple Watch esté ceñido a la muñeca, pero no apretado.
  2. Abre la app Oxígeno en Sangre en el Apple Watch.
  3. No te muevas y mantén la muñeca en posición horizontal y el Apple Watch orientado hacia arriba.
  4. Pulsa Iniciar y no muevas el brazo durante 15 segundos.
  5. Espera. La app tarda 15 segundos en hacer la medición. Al finalizar la medición, recibirás los resultados.
  6. Pulsa OK.

 

Acerca de las lecturas en segundo plano

La app Oxígeno en Sangre del Apple Watch mide los niveles de oxígeno en sangre de vez en cuando si las lecturas en segundo plano están activadas. Normalmente, lo hace cuando no te estás moviendo. La cantidad de lecturas efectuadas cada día y el tiempo transcurrido entre ellas pueden variar según tu actividad. Las lecturas de oxígeno en sangre usan una luz roja brillante que se proyecta en la muñeca, por lo que es más visible en entornos oscuros. Si la luz supone una distracción, puedes desactivar las lecturas en segundo plano.

  1. Abre la app Ajustes del Apple Watch.
  2. Pulsa Oxígeno en Sangre y desactiva los modos sueño y cine.

Solo se hacen lecturas de oxígeno en sangre durante la noche si el ajuste de seguimiento del sueño con el Apple Watch está activado.

 

Cómo funciona la app Oxígeno en Sangre

En el Apple Watch Series 6, el sensor óptico de frecuencia cardiaca se ha rediseñado para añadirle funciones de lectura de oxígeno en sangre. Durante las lecturas de oxígeno en sangre, el cristal trasero se ilumina con luces LED rojas y verdes, y proyecta una luz infrarroja en la muñeca. En ese momento, los fotodiodos miden la cantidad de luz reflejada.

Unos algoritmos avanzados usan estos datos para calcular el color de la sangre. El color determina el nivel de oxígeno en sangre: la sangre de color rojo intenso contiene más oxígeno y la oscura, menos.

 

Cómo obtener los mejores resultados

  1. Apoya los brazos sobre una mesa o sobre el regazo, con el Apple Watch orientado hacia arriba, mientras se lleva a cabo la lectura. Mantén la muñeca recta y permanece tan inmóvil como puedas.
  2. Asegúrate de que el Apple Watch no esté demasiado suelto en la muñeca. La correa debe estar bien ajustada, pero no apretada y la parte posterior del Apple Watch debe estar en contacto con la muñeca.
  3. Asegúrate de que la cara trasera del Apple Watch está en línea con la cara superior de la muñeca. Si los huesos de la muñeca lo impiden, sube el reloj hacia el codo para alejarlo del hueso de la muñeca.

 

Otros factores

Incluso en condiciones ideales, es posible que tu Apple Watch no consiga siempre una lectura de oxígeno en sangre fiable. Para un pequeño porcentaje de usuarios, hay varios factores que hacen imposible realizar lecturas de oxígeno en sangre.

  • La perfusión cutánea, es decir, la cantidad de sangre que fluye por la piel, puede afectar a las lecturas. Esta varía significativamente de una persona a otra y puede verse afectada por el entorno. Si estás al aire libre en un ambiente frío, por ejemplo, es posible que la perfusión cutánea de tu muñeca sea demasiado baja para que el sensor pueda hacer una lectura con la app Oxígeno en Sangre.
  • Los cambios permanentes o temporales en la piel, como algunos tatuajes, pueden afectar también a su funcionamiento. La tinta, el patrón o la saturación de algunos tatuajes pueden bloquear la luz del sensor, dificultando así la lectura a la app Oxígeno en Sangre.
  • El movimiento también puede impedir una lectura en segundo plano o a petición correcta. Determinadas posturas, como los brazos estirados a lo largo del cuerpo o un puño cerrado, son otras de las causas que impiden las lecturas correctas.
  • Si tu frecuencia cardiaca es demasiado elevada (más de 150 lpm) en reposo, no podrás hacer una lectura de oxígeno en sangre correcta.