Utiliza tu iPad como pantalla de tu Mac de Manzana Renovada

Luna Display es un pequeño accesorio que permite conectar el iPad y el Mac entre sí para que actúe como segundo monitor, es por lo tanto una especie de “cable inalámbrico”.

Qué necesitas para usar Luna Display

Para que todo funcione correctamente necesitas lo siguiente:

  • Un Mac desde el que transmitir la señal. Funciona con cualquier Mac que tenga macOS El Capitan o superior.
  • Un iPad al que enviar la señal. Funciona con cualquier iPad con iOS 9.1 o superior.
  • La app de Luna Display para Mac. Disponible de forma gratuita en la web oficial.
  • La app de Luna Display para iPad. Disponible de forma gratuita en la App Store.
  • El stick de Luna Display. Disponible con conexión Mini Display Port o USB-C. Puedes consultar en la web oficial cuál es compatible con tu Mac.
  • Una red Wi-Fi en la que se encuentre tanto el Mac como el iPad. Cuanto mejor sea la señal de la red, mejor será la conexión entre ambos dispositivos.

Disponiendo de todos estos ítems, podrás comenzar a utilizar Luna Display. Aquí la idea no es “tener un iPad como monitor”, hay monitores más grandes y que no requieren de tantas cosas para funcionar. La idea es sacarle más partido al iPad, además de las funciones que ya le damos, usándolo también como un monitor complementario del Mac.

Así pues, si te decides por adquirir un Luna Display, sólo debes instalar las apps correspondientes, enchufar el stick en el Mac y ejecutar las apps. En cuestión de segundos verás en el iPad el escritorio del Mac. Desde el propio Mac podremos escoger si utilizarlo como pantalla espejo o como una pantalla secundaria, incluso indicar dónde se encuentra ubicada (a la derecha o a la izquierda del Mac).

Luna Display En la app para Mac podemos indicar algunas preferencias para la duplicación de pantalla.

Adicionalmente, Luna Display nos permite indicar si se está utilizando en un espacio con varios Mac/usuarios para escoger siempre el correcto. Pero si lo usamos en una red local donde sólo hay un Luna Display, no tendremos que preocuparnos de esto. Y por último, sí, el iPad puede ser el monitor principal si el Mac en el que estamos ejecutando Luna Display no tiene otra pantalla más, es decir, si es un Mac mini.